Sunday, September 30, 2018

Violet


Desde que llegué a Argentina, hace un poco más de 10 años, los días de celebración llegaban manchados con gotas de nostalgia que le imprimían un olor a tristeza. Muchas veces la melancolía se tomó una buena parte de esos momentos, no para arruinarlos, sino para extenderlos con un hilo invisible hacia aquellos que mi corazón extrañaba. Porque claro, ellos también sentían el dolor de la lejanía, y al igual que yo, nada más podían hacer.

Las sonrisas y las alegrías suelen tener dentro ese carácter mágico de llenar su alrededor con una sensación de esperanza que invade todos los rincones. La vida avanza, y en medio de esa aventura constante que nos desafía a no perder aquello que nos hace únicos, golpea. Nuestra existencia trae también momentos para prepararnos, para dotarnos de una fuerza incalculable que nos permita levantarnos de nuevo. Esa vida nos entrena. Constantemente.

Este año me trajo un dolor enorme, incalculable. Yo, tan fuerte, tan sólida, tan positiva, tan feliz, de repente estaba fracturada, vacía, rota. Claro, hubo momentos en los cuales mi historia intentó prepararme, pero ninguno siquiera parecido a arrinconarme en el centro de mi ser hasta asfixiarme. La invitación no era para levantarme y superarlo, sino para reinventarme y seguir latiendo a pesar de todo. A pesar de todo. Por encima de todo. Sentirse roto adentro no puede describirse. La sensación de supurar dolor constantemente por una herida que no se cierra es inenarrable. Y entonces, el silencio de la mano de la soledad empiezan a apoderarse de tus días. Te acompañan con su consuelo devastador e hipócrita cada minuto de tu existencia. Te acostumbras a sus visitas permanentes, como si fueran huéspedes no invitados que solamente desean criticar tu manera de sobrevivir. Aprendes a confiar de nuevo en ellos, porque claro, no te hacen mal del todo. Y todos los que nos amamos sentimos los mismos efectos de esta sentencia absurda. Y nos amamos en la distancia. Y lloramos juntos en la distancia. Y sufrimos la partida. Y el tiempo sigue.

La condena del duelo lo entinta todo con su color macabro. No es el negro, es el ausente. Mientras el alma sigue rota, pedazos de felicidad vuelven a florecer en su terreno. Trozos de sonrisa se develan por instantes, como luchando por traer la luz a ese paisaje inanimado. Y así, por momentos, la descubro dentro de mí. Su rostro y su alegría empiezan a volver de nuevo, atraídos por ese rumor angelical que empieza a brotar de adentro. Su olor regresa, para extinguir la impresión del vacío. Sus recuerdos cosen mis heridas, mientras mi voluntad las cicatrizan. Ella sigue, yo sigo, y ella vuelve a vivir. Me hago más resistente. Recupero parte de mi ser. Mi felicidad regresa, maltratada y deforme, por supuesto, pero es ella. Y llega un nuevo día para celebrar, gracias a ellos dos. Gracias a él que también la llora, la vive, la ama y la recuerda.

Aunque ya no importe qué tanta fuerza me queda, mami, hoy brindaré por ti.

(Acompañamiento:
Natalia Lafourcade - Hasta la raíz)





Sigo cruzando ríos, andando selvas, amando el sol
cada día sigo sacando espinas de lo profundo del corazón
en la noche sigo encendiendo sueños
para limpiar con el humo sagrado cada recuerdo

Cuando escriba tu nombre en la arena blanca con fondo azul
cuando miro el cielo en la forma cruel de una nube gris aparezcas tú
una tarde suba una alta loma, mire el pasado,
sabrás que no te he olvidado

Yo te llevo dentro, hasta la raíz
y, por más que crezca, vas a estar aquí
aunque yo me oculte tras la montaña
y encuentre un campo lleno de caña
no habrá manera, mi rayo de luna
que tú te vayas

Pienso que cada instante sobrevivido al caminar
y cada segundo de incertidumbre, cada momento de no saber
son la clave exacta de este tejido que ando cargando bajo la piel
así te protejo, aquí sigues dentro

Yo te llevo dentro, hasta la raíz
y, por más que crezca, vas a estar aquí
aunque yo me oculte tras la montaña
y encuentre un campo lleno de caña
no habrá manera, mi rayo de luna
que tú te vayas

Wednesday, January 24, 2018

She

I just finished reading The Bluest Eye by Toni Morrison and found it deeply disturbing. I understand the author's aim, and I'm convinced she made an incredible work. It's not a comfortable book, it's brutal. I cannot write a review, so I rather share a poem I wrote based on my impression of Toni's novel.

She
Destruction.
Cruelty, the bottom of it.
What is beauty?
A posture.
The body is just a carrier.
The body hinders us.
A lie.
We are accomplices, mere accessories.
Genetics, beautiful science.
Struggles.
Unloved.
Sadness, and a girl.
Humanity.
Not only wounds.
Deep cuts, deep and painful.
A girl behind.
A girl there.
An abandoned girl.
Nothing more but a girl.
A creature.
No humanity.
And destruction.

ⒸAlexandre Semine


(Acompañamiento:
Eels - Beautiful freak)



Tuesday, July 08, 2014

Net


Una fuerte red se extiende entre tus dedos y tus palabras. Poco a poco, siguiendo el fútil indicador del tiempo, te dejas vencer. Caes de nuevo en el mismo escenario, donde los mismos actores usan ahora máscaras diferentes. Te dejan entrever un insulto nuevo, el mismo, el de siempre. Tu voluntad ha dejado de existir en el mismo plano, se ha dirigido hacia otra dimensión. Te sientes solo, abandonado, engañado otra vez. Es el capricho del recuerdo, que tiende a delimitar las mismas fronteras en otros mapas, como si pintar las mismas tragedias fuera menos doloroso. No lo es. Los efectos devastadores de antaño siguen siendo los mismos, cubiertos de más color. Tu sangre sigue teniendo el mismo recorrido, tú sigues siendo la misma persona, y a la vez, una totalmente distinta. Conoces bien el terreno del dolor puesto que ahí nos encontramos una única vez. En el abismo de la tristeza los ojos se asomaban para dejarse tentar, y no habían parpadeos ni pausas. Estás ahora en el mismo lugar, querido, pero mirando en otra dirección. Respira, y no des un paso atrás. El borde está cerca, y no habrá nadie allí para empujarte.

(Acompañamiento:
Black lab - This night)




There are things I have done
there's a place I have gone
there's a beast and I let it run
now it's running my way

There are things I regret
that you can't forgive you can't forget
there's a gift that you sent
you sent it my way

So take this night and wrap it
around me like a sheet
I know I'm not forgiven
but I need a place to sleep

So take this night
and lay me down on the street
I know I'm not forgiven but I hope
that I'll be given some peace

There's a game that I played
there are rules I had to break
there's mistakes that I made
but I made them my way

So take this night
and wrap it around me like a sheet
I know I'm not forgiven
but I need a place to sleep

So take this night
and lay me down on the street
I know I'm not forgiven
but I hope that I'll be given some peace
some peace, some peace

Sunday, June 15, 2014

Eyeline



No eran tus ojos, pero ahí estaban. Crucé tu misma mirada en la hora opuesta. El mismo gesto de sorpresa contenida, la misma impresión de miedo creciente, la misma empatía incomprensible que una vez nos unió. Tu salida desesperada. También tú me temías, siempre lo hiciste. Aquel rosto no era el tuyo, pero estabas ahí. Presente, adolorido, asustado. En tu brazo la misma cicatriz que acaricié, adormecida bajo una historia demasiado familiar. No eras tú, no podías ser, y sin embargo, ahí estabas. Y había alguien más escondido en ese gesto, oculto ante mis descarados cuestionamientos. No pude controlarme, tenía que entender. También él se doblegó ante la sonrisa. Me pregunto qué será de ti, después de tantos años y tan pocas palabras. No te extraño aunque me gustaba hablar contigo sin máscaras ni mentiras. Quisiera verte otra vez, saber que tu vida se balancea fuera del caos. ¿Estás bien, amigo mío? Me gustaría saber si sigues temiendo a la inocencia de un beso, si te sigues escondiendo bajo una cortina de misterio, si sigues amando los versos que no se dicen pero se sienten, si han sanado tus heridas o siguen sin querer cerrar. No eran tus ojos, aunque el mismo color los teñía como una sombra. Ayer te vi aunque no estabas, y anhelé saber de ti.

(Acompañamiento:
The Flaming Lips - It's summertime)




It's summertime
and I can understand if you still feel sad
it's summertime
and though it's hard to see its true possibilities

When you look inside
all you'll see
when you look inside
all you'll see is a self-reflected inner sadness

Look outside
I know that you'll recognize it's summertime
look outside
I know that you'll recognize it's summertime

Saturday, May 04, 2013

Preview


 

¿Lo habrías hecho de otra forma? ¿Habrías sido capaz de cambiar el tono y engañar a las manecillas del ridículo reloj que querías llevar puesto? No, no mi querida amiga. Eran muchos dolores para un sólo cuerpo, muchas alegrías para una única alma. No te arrepientes, lo sé. Siempre lo has dicho. Lo repites en tu cabeza y lo reafirmas con tu caminar. Eres elegante, sobria, cruel y pacífica. Usas una máscara multicolor para ocultar los hilos de la tristeza que tan exquisitamente tejes. Eres persistente y despiadada. Y no te arrepientes. Nadie podría mejorar tu versión. Entonces, ¿por qué lo hieres? Es el pasado, y es invulnerable. Temo por él. Temo que puedas intimidarlo y obligarlo a cambiar. Veo en tu rostro esa sonrisa insondable cubierta por un rayo carmín, la misma que adornaba tu gesto incomprensible y tu fugaz caricia. Déjalo ir, hazlo irse. Eres demasiado distinta en su recuerdo, aunque aún conservas tus ojos avellana y tu dulzura violácea como de cadáver fresco. Rompe el ciclo, acaba con su espera. Si, si mi querida amiga. Hazlo, o dejaré el resto de tu escena sin créditos ni historia. ¿Lo harías de otra forma?

(Acompañamiento:
Hooverphonic - Ginger)
Ginger by Hooverphonic on Grooveshark

Ginger

All the things you said to me last night
they closed my eyes
instead of opening my mind
maybe talking less and doing more
will bring us back
to where we lived before

As ginger, sweet and spicy we are both
unable to balm, unable to choke
and even when our energy is low
we can go back
to where we lived before

Wednesday, May 02, 2012

Livre

Estrenando libro. Aquí se los presento:

  

(Acompañamiento:
Florence + The Machine - No light, no light)

No light, no light


You are the hole in my head, you are the space in my bed
you are the silence in between, what I thought and what I said
you are the nighttime fear, you are the morning when it's clear
when it's over, you're the start, you're my head and you're my heart

No light, no light in your bright blue eyes
I never knew daylight could be so violent
a revelation in the light of day
you can't choose what stays and what fades away
and I'd do anything to make you stay
no light, no light, tell me what you want me to say

To the crowd I was crying out and
in your place there were a thousand other faces
I was disappearing in plain sight
heaven help me, I need to make it right

You want a revelation, you want to get right
but it's a conversation, I just can't have tonight
you want a revelation, some kind of resolution
you want a revelation

No light, no light in your bright blue eyes
I never knew daylight could be so violent
a revelation in the light of day
you can't choose what stays and what fades away
and I'd do anything to make you stay
no light, no light, tell me what you want me to say

Would you leave me if I told you what I'd done?
and would you leave me if I told you what I'd become?
'cause it's so easy to say it to a crowd
but it's so hard, my love to say it to you out loud

No light, no light in your bright blue eyes
I never knew daylight could be so violent
a revelation in the light of day
you can't choose what stays and what fades away
and I'd do anything to make you stay
no light, no light, tell me what you want me to say

You want a revelation, you want to get right
but it's a conversation, I just can't have tonight
you want a revelation, some kind of resolution
you want a revelation

You want a revelation, you want to get right
but it's a conversation, I just can't have tonight
you want a revelation, some kind of resolution
you want a revelation

Tuesday, November 01, 2011

Une saison en enfer (by Arthur Rimbaud)

Jadis, si je me souviens bien, ma vie était un festin où s'ouvraient tous les cœurs, où tous les vins coulaient.

Un soir, j'ai assis la Beauté sur mes genoux. - Et je l'ai trouvée amère. - Et je l'ai injuriée.

Je me suis armé contre la justice.

Je me suis enfui. Ô sorcières, ô misère, ô haine, c'est à vous que mon trésor a été confié!

Je parvins à faire s'évanouir dans mon esprit toute l'espérance humaine. Sur toute joie pour l'étrangler j'ai fait le bond sourd de la bête féroce.

J'ai appelé les bourreaux pour, en périssant, mordre la crosse de leurs fusils. J'ai appelé les fléaux, pour m'étouffer avec le sable, le sang. Le malheur a été mon dieu. Je me suis allongé dans la boue. Je me suis séché à l'air du crime. Et j'ai joué de bons tours à la folie.

Et le printemps m'a apporté l'affreux rire de l'idiot.

Or, tout dernièrement, m'étant trouvé sur le point de faire le dernier couac!, j'ai songé à rechercher la clef du festin ancien, où je reprendrais peut-être appétit.

La charité est cette clef. - Cette inspiration prouve que j'ai rêvé!

«Tu resteras hyène, etc...», se récrie le démon qui me couronna de si aimables pavots. «Gagne la mort avec tous tes appétits, et ton égoïsme et tous les péchés capitaux.»

Ah! j'en ai trop pris: - Mais, cher Satan, je vous en conjure, une prunelle moins irritée! et en attendant les quelques petites lâchetés en retard, vous qui aimez dans l'écrivain l'absence des facultés descriptives ou instructives, je vous détache ces quelques hideux feuillets de mon carnet de damné.

Una temporada en el infierno

Antes, si lo recuerdo bien, mi vida era un festín en el que se abrían todos los corazones, en el que todos los vinos corrían.

Una noche, senté a la belleza en mis rodillas. Y la encontré amarga. Y la injurié.

Me armé contra la justicia.

Huí. ¡Oh brujas, oh miseria, ah odio, a ustedes les confiaron mi tesoro!

Logré hacer que en mi espíritu se desvaneciera toda esperanza humana. Sobre toda alegría, para estrangularla, di el salto sordo de la bestia feroz.

Llamé a los verdugos para, al perecer en sus manos, morder la culata de sus fusiles. Llamé las plagas, para ahogarme con la arena, con la sangre. La desgracia fue mi dios. Me acosté en el barro. Me sequé con el aire del crimen. Y le hice unas buenas bromas a la locura.

Y la primavera me trajo la espantosa risa del idiota.

Pero, habiéndome encontrado hace muy poco a punto de dar el último cúac!, soñé con buscar la llave del antiguo festín, donde tal vez recuperaría el apetito.

Esa llave es la caridad. - ¡Esta inspiración prueba que estaba soñando!

«Seguirás siendo hiena, etc...», grita el demonio que me coronó con tan graciosas amapolas. «Gánate la muerte con todos tus apetitos, y tu egoismo y todos tus pecados capitales.»

¡Ah! me han hastiado: - Pero, querido Satán, ¡yo te conjuro, menos irritadas tus pupilas!, y mientras esperas con retraso esas pocas pequeñas cobardías, para tí que amas en el escritor la ausencia de facultades descriptivas o instructivas, arranco estos pocos horribles cuadernillos de mi carné de condenado.

P.D. Comparto con ustedes uno de los escritos más bellos de mi poeta favorito.

Tuesday, August 23, 2011

Little boy


Ojos de niño que se cierran, lágrimas a viva voz.
Rostros de secretos dolores, inmensos, inefables.
Despedidas, el vacío, la tristeza.
Absoluta, junto con su imposibilidad.
Confidencias en juguetes, risas de estación.
Momentos, muchos momentos, querían ser más.
Idas y vueltas, regreso inexistente.
Empatías que se despiertan, se saludan y lloran.
La nada, las sábanas, las sonrisas.
Sin explicación, sin razón aparente, sin.

(Acompañamiento:
Denali - Time away)