Thursday, August 20, 2009

Floor

La observó detalladamente, en silencio. Quería no decir nada con sus ojos, a pesar de que ellos no mienten. Detenido en el medio del desfile de carne y cubiertos, él descubría la verdad detrás de un rumor. No sabe que los rumores mienten, siempre. Es el sonido infame que se propaga lastimando los oídos, manchando con transparencia la delicada línea de la intimidad. Ella sabe qué ocurre, no quiere aceptarlo. Sin interponerse en su línea azul, desvía sus manos hacia otro momento. No está arrepentida, no tiene porqué estarlo. El semblante de angustia de su apenas conocido amigo hizo una severa revelación. Al unísono el sonido de los dientes de la gente acusó su proceder, y su actuación empezó a parecer inadecuada. En la esquina del sacrificio, el habitante invisible quería detenerse. Solamente quedaba el suelo. Para ella solamente queda eso. El suelo. El cemento, y la soledad.

(Acompañamiento:
Porcupine Tree - The moon touches your shoulder)

The moon touches your shoulder

Springtime is over
don't head for home
creep up the ladder
and steal over stone

No time to forget this
world's in your eyes
sway in the cloud blur
and light up the sky

Cast off the colour
and tune in to black
the moon touches your shoulder
and brings the day back

Tuesday, August 11, 2009

Lecture

Es como un desfile de capturas. El sol filtrándose por las persianas gigantescas que cruelmente ocultan a las nubes, iluminando al guardia que vigila tantos pasos, es testigo de la huída de la humanidad. Los pasos resuenan al ritmo del reloj, se hacen un coro en un segundo, para perderse de nuevo y tratar de encontrarse... de nuevo. El sueño la invade completa. Parece que ha pasado mucho más de un día. El frío y la compañía la esperan en la guarida de mágicas paredes. Se desvanecen las notas de su canción, se borra su rostro que lo devoran tantos más, que borrarse describe poco. Se extingue. Muy adentro, aún le quiere. A pesar de todo, su presencia aún está cerca, su negación en la frontera de las últimas letras permanece alerta. ¿Aún quedan vestigios de ella? ¿Alguna explicación que calme los dolores? Esos ojos que no miran porque se confiesan, ¿tienen fuerza para seguir mirando? ¿Conservan su color? Antes, muchas veces, le mintieron. Sus manos, sin embargo, se declaraban posesas de las pasiones incontrolables, se fundían con el alma de la estatua. Tomaban el agua en hielo. La hacía débil, todo el tiempo. La noticia, que tanto tiempo tardó en llegar, no fue buena. La súplica, no le conozco. El abrazo, no la conoce. Abandonada en la mitad del espacio, se hacía añicos, aún cuando él ya era pedazos, aún cuando ella ya era pedazos. Él anhelaba ser capturado. Vas a acabar conmigo, le dijo. Lo conoció un octubre, aunque eso no lo cuentan los libros. Por eso me encanta leer.

(Acompañamiento:
Monster Movie - Run to the heart of the sunrise)

Run to the heart of the sunrise

Run to the heart of the sunrise
run from your heart for awhile
but you only run from yourself
and the thoughts that you can't help
for the people you can't help
for the feeling you can't show
for the people you can't know

You always did, you always did
you always did

In my dreams I can always speak
'cause I know there only dreams
and they'll all get blown away
but all of the feeling stay
and thou I know you'll get away
and my self believe is gone
I just need myself to go on

I always did, I always did
I always did