Thursday, August 20, 2009

Floor

La observó detalladamente, en silencio. Quería no decir nada con sus ojos, a pesar de que ellos no mienten. Detenido en el medio del desfile de carne y cubiertos, él descubría la verdad detrás de un rumor. No sabe que los rumores mienten, siempre. Es el sonido infame que se propaga lastimando los oídos, manchando con transparencia la delicada línea de la intimidad. Ella sabe qué ocurre, no quiere aceptarlo. Sin interponerse en su línea azul, desvía sus manos hacia otro momento. No está arrepentida, no tiene porqué estarlo. El semblante de angustia de su apenas conocido amigo hizo una severa revelación. Al unísono el sonido de los dientes de la gente acusó su proceder, y su actuación empezó a parecer inadecuada. En la esquina del sacrificio, el habitante invisible quería detenerse. Solamente quedaba el suelo. Para ella solamente queda eso. El suelo. El cemento, y la soledad.

(Acompañamiento:
Porcupine Tree - The moon touches your shoulder)

No comments: