Saturday, August 04, 2007

Ship

Soñé que te digerían. Eras presa de malestares invisibles y al parecer, incurables. Yacías en la proa del buque de mentira, y yo tenía pánico de acercarme. Con cada paso que daba, las tablas temblaban como en medio de una tormenta. Rechinaban en el borde, simulando el quiebre de un diseño. Tenía tanto miedo de no poder ayudarte que permanecí intacta en la frontera de cubierta. No temía caerme, solamente romper el que era tu único soporte. Ignoraba si podías o sabías nadar en contra de una corriente tan traicionera como aquella. Estabas lleno de dolor, angustiado, desesperado. Eran sensaciones que me llegaban a través del viento, y de la frecuencia de tu respiración. No pronunciabas palabras, ni bondadosas ni insultantes. No decías nada. No me importaba, mi concentración estaba enfocada en ese borde y esas tablas que amenazaban sin piedad tu accidental y sensible seguridad. Comenzaste a sollozar. Era un llanto copioso, porque ese sufrimiento que se carcomió la profundidad de la marea apretó mi garganta y me hizo llorar a mí también. Dentro del paisaje, habían elementos tan hermosos que estaba aterrada. Era desastroza la manera como el sol danzaba lentamente, iluminando el agua que permanecía con sus demonios esperando que te cayeras. Fue un sueño macabro. Necesito contarlo a ver si puedo dormir esta noche más tranquila. Me desperté varias noches en el mismo punto: cuando girabas para ver quién estaba detrás. Me queda la duda de si hubieras saltado o quizá te hubieras sorprendido. De corazón, espero que te encuentres bien.

Dedicado al personaje del sueño que te conté.

(Acompañamiento:
Denali - Normal days)

No comments: